Artículo de Arturo Pérez-Reverte publicado en XL-Semanal




Por: el 26-febrero-2009

PERMITIDME TUTEAROS, IMBÉCILES

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros -aquí matizaré ministros y ministras- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros -el tuteo es deliberado- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana -que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural-, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al «retraso histórico». O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que «el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien» y que éste no ha fracasado porque «es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad», entre ellos el de que «los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms». Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente -recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española-. Deslumbrante, lo juro, eso de que «lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres», aunque tampoco estuvo mal lo de «hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos»
Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.
Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil, que un malvado.

Pásalo merece la pena que tenga la máxima difusión.

Tags: , , ,

16 respuestas a “Artículo de Arturo Pérez-Reverte publicado en XL-Semanal”

  1. José Agustín dice:

    Me he empapado del libro que edita Alfaguara sobre artículos de Arturo “Cuando éramos honrados mercenarios”. Yo, aún le recuerdo (tengo 48 años) en los telediarios transmitiendo sus crónicas casi siempre en lugares de conflicto (guerra serbo-bosnia …), con aquellas gafas que usaba de estudiante universitario, como chico que no ha roto un plato nunca y sin barba. He de decir que ya había leido algunas cosas de él, todas de gran nivel. Se podrá estar de acuerdo o no con su forma de pensar y de decir las cosas, pero es que en este país de infinito papanatismo hacen falta tipos como él. No se trata de que se sea más o menos duro (o se aparente) si no de ser libre y honesto. De esto, querido amigo Arturo, andas sobrado. Me recuerdas, mutatis mutandis, a otro personaje no menos célebre: D. Fernando Sánchez-Dragó, con el que he tenido el honor de cartearme para pedirle, por favor, que no se marche de nuestra maltrecha piel de toro, le necesitamos, tanto como a usted D. Arturo, aunque, gracias a Dios (o a los hados) no nos amenace vd. con hacerlo. He reido y llorado con su libro, reconociéndome y reconociendo a esta maltrecha España, la cual usted denuncia mejor que nadie, sin pelos en la lengua, con todas las de la ley. Usted podría crear por si mismo, por derecho propio, una nueva generación de hombres libres, grandes pensadores, una especie de nuevo noventayochismo del s. XXI. Y luego está su sentido tan honesto de patriotismo, al cual me adhiero, sin ambajes ni adjetivaciones no necesarias (como eso de “constitucional” …). Podría decir tantas cosas sobre usted, a pesar de no tener el gusto de conocerle… Pero es que sus libros dicen mucho de usted, y sus artículos, más. No sé si usted leerá este correo, por si acaso, le dejo el mio: lamiradasl@terra.es por si quisiera contestarme, lo cual, para mí, sería un inmenso honor. Fdo. Agustín García

  2. v de vendetta dice:

    jajaja,pobre Arturo,encima de decir 1 millon de verdades y con 2 cojones,te sale alguno descalificandote y pidiendote soluciones y no opiniones.
    Estos seran los que cuando van a votar,votan a los que tanto nos solucionan y trabajan por nuestro pais.

  3. contralaestupidezlospropiosdiosesluchanenvano dice:

    ¿El firmante del primer comentario no será un ideólogo de la L.O.G.S.E., por casualidad?
    Eso de resumir una realidad complejísima con una palabra inadecuada lo he visto muchas veces en mis aulas de la E.S.O.
    Incluso en las de Bachillerato…

  4. maria amelia dice:

    Con un par de cojones Arturo. Ni yo misma lo habría explicado tan bien…

  5. Berna dice:

    He enviado, Sr. Perez Reverte,Arturo, a mis amigos un E-mail-crítica!Viva los politicos! y le animo a que siga arriesgándose y manifestándose. Nos quedan poquísimos intelectuales que de verdad pongan su pensamiento a favor de “DAR LA LUZ” a estas mentes españolas (españoles-españolas) que se comen la mierda política como si fuese un cocido madrileño o una paella valenciana, sin ton ni son. Personas como usted son necesarias.
    Espero tener la oportunidad de escucharle. Me gustan las pelis que han hecho de alguno de sus libros… Leerle me cuesta más pero sigo sus artículos en el X-Semanal.
    Porfa, no sea usted tan “malo” con las mujeres… y valore nuestro lugar en la Sociedad actual. Bssss; Berna

  6. Gonzalo Casado dice:

    Hola a todos.
    De nuevo al Sr. Reverte se le escapa la espuma por la boca y suelta al túntún una sarta de sinsentidos que recuerdan a su famoso alatriste: “un tercio español”. Lo que resulta sorprendente es que este señor haya llegado a ser miembro de una Real Academia de la Lengua, a la que, curiosamente, no critica, debe ser de las pocas cosas que deja vivas. Bueno, y también a los banqueros, a los editores, a los inversores, a los especuladores. Se pasea por la carrera de San Jerónimo y se caga literalmente en todos los políticos, pero no se pasea por la Castellana, o quizá es que él vive allí, junto con el resto de mangantes aprovechados de la ignorancia española que tanto deleite le produce mencionar.

    Claro que sí, Sr. Reverte, ha habido grandes escritores en este pais, pero ¿quiere eso decir que toda la población era como Cervantes? Pero qué cosas dice usted, Sr. Reverte. ¿En qué mundo vive Usted? Para mí que le han afectado mucho las novelas de aventuras y se expresa usted igual que nuestro hidalgo D. Quijote.

    Por favor, abandone usted la crispación, ya hay quien se ocupa de mantenerla viva por usted. Y si no tiene soluciones, cállese o váyase a soltar su espuma a la Cope. Seguro que le pagarán un sueldo millonario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − 11 =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.